MARINA MERCANTE

UNCTAD: El comercio marítimo resiste la pandemia, pero afronta graves efectos secundarios

 

El crecimiento del comercio marítimo mundial se frenará hasta el 2,4% anual entre 2022 y 2026, en comparación con el 2,9 % registrado en las últimas dos décadas, según el informe anual sobre el transporte marítimo que la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD) presentó este pasado 18 de noviembre.

Para la UNCTAD, el impacto de la pandemia de COVID-19 en el volumen del comercio marítimo durante 2020 fue menos severo de lo que se esperaba inicialmente, pero sus efectos secundarios “tendrán un gran alcance y podrían transformar el transporte marítimo”. Las perspectivas a medio plazo siguen siendo positivas, aunque sujetas a “riesgos e incertidumbres crecientes”.

Dichos riesgos e incertidumbres incluyen la situación crítica de algunas cadenas de suministro, los niveles de fletes en máximos históricos y los posibles cambios en los patrones comerciales debido a las tensiones comerciales. Para Rebeca Grynspan, secretaria general de la UNCTAD, “una recuperación duradera dependerá de la evolución de la pandemia y de la vacunación en todo el mundo”.

Según dicho informe “la pandemia expuso y magnificó los desafíos que ya existían en el sector del transporte marítimo, en particular la escasez de mano de obra y las necesidades de infraestructura”. Los cuellos de botella en la cadena de suministro han obstaculizado la recuperación económica, ya que el repunte del comercio se ha topado con problemas logísticos inducidos por la pandemia, como la escasez de equipos y contenedores, servicios menos fiables, puertos congestionados y mayores retrasos y tiempos de espera.

De cara al futuro, la UNCTAD afirma que “la recuperación socioeconómica mundial dependerá de un transporte marítimo inteligente, resiliente y sostenible y de un amplio esfuerzo de vacunación mundial, en el que los países en desarrollo tengan un acceso más justo a las vacunas”.

El informe UNCTAD incluye el Índice de Conectividad del Transporte Marítimo Regular (LSCI), que indica la accesibilidad de cada país mediante líneas de transporte marítimo regular. Según datos del tercer trimestre de 2021, este índice vuelve a estar liderado por China, seguida de Singapur y Corea. España asciende varios puestos y se sitúa octava del mundo, por delante de Bélgica y Reino Unido y solo superada por los Países Bajos entre los países europeos.

El Informe de Transporte Marítimo de la UNCTAD analiza cada año, desde 1968, los datos más destacados en el ámbito del comercio marítimo internacional, flota mercante mundial, puertos, mercados de fletes y el marco jurídico y normativo del transporte marítimo. La edición de 2021 está disponible en formato .pdf y en inglés en el siguiente enlace.

Fuente: ANAVE

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *