- Publicidad -spot_img

También te puede interesar

Reducción de las emisiones de los buques portacontenedores gracias a las llegadas «justo a tiempo»

- Publicidad -spot_img

Las llegadas «justo a tiempo» permiten a los buques optimizar la velocidad durante su travesía para llegar a puerto cuando los puestos de atraque, del paso de navegación y de los servicios náuticos están disponibles. Los buques portacontenedores pueden reducir el consumo de combustible y las emisiones de dióxido de carbono en un 14% por viaje utilizando la llegada justo a tiempo, según un nuevo estudio encargado por la Alianza mundial del sector en apoyo de la navegación con bajas emisiones de carbono (GIA de bajas emisiones) en el marco del proyecto OMI-Noruega GreenVoyage2050.

El «justo a tiempo» es una herramienta importante que puede contribuir a que un buque alcance su indicador de intensidad de carbono (CII) obtenido del buque y la clasificación asociada, de acuerdo con la medida de reducción de GEI a corto plazo de la OMI, que entrará en vigor a finales de este año. El justo a tiempo puede incluirse, junto con otras medidas operacionales, en el Plan de gestión de la eficiencia energética del buque (SEEMP) mejorado, que desempeñará un papel esencial en la implantación de las recientes medidas de eficiencia energética de la OMI.

Este último estudio, realizado por MarineTraffic y Energy y Environmental Research Associates (EERA), explora la implantación mundial del justo a tiempo en el sector de los contenedores. Utilizando los datos del SIA del año civil 2019 (anterior a la pandemia), se evaluaron los efectos del justo a tiempo en el consumo de combustible y las emisiones mediante la optimización de todos los viajes en tres escenarios:

Durante todo el viaje,

En las últimas 24 horas, y

En las últimas 12 horas.

Los resultados muestran que, si bien la optimización de la velocidad a lo largo de todo el viaje ofrece la mayor oportunidad de ahorro (mostrando un ahorro medio de combustible por viaje del 14,16%), hubo beneficios en todos los escenarios con ahorros del 5,90% (escenario de 24 horas) y del 4,23% (escenario de 12 horas), respectivamente. Esto indica que la implantación del justo a tiempo en las últimas 12 horas de un viaje puede contribuir en gran medida al ahorro de combustible y de emisiones.

«En la lucha contra el cambio climático, el transporte marítimo mundial tiene una empinada montaña que escalar, y tenemos que tener en cuenta todas las iniciativas y objetivos para cumplirlos en consonancia con los objetivos del Acuerdo de París. El estudio subraya que, mientras trabajamos para acelerar y ampliar la disponibilidad de los futuros combustibles verdes, a corto plazo pueden conseguirse importantes reducciones de emisiones si los buques, las terminales y los puertos colaboran para intercambiar datos normalizados y facilitar las llegadas justo a tiempo», dijo el capitán Andreas M. van der Wurff, Director de Optimización de Puertos de A.P. Moller-Maersk y Presidente de la corriente de trabajo de la interfaz buque-puerto de la GIA de bajas emisiones.

El GIA de bajas emisiones es una alianza público-privada cuyo objetivo es elaborar soluciones innovadoras para abordar obstáculos comunes a la descarbonización del sector del transporte marítimo. Ha estado explorando activamente el concepto de justo a tiempo a través de varios proyectos de investigación y varias mesas redondas con las partes interesadas del sector. En 2020, publicó la Guía sobre la llegada justo a tiempo: posibles obstáculos y soluciones (en inglés), que ofrece orientaciones a las partes interesadas para la implantación de las llegadas justo a tiempo.

El GIA de bajas emisiones se creó en 2017 en el marco del Proyecto GloMEEP del FMAM-PNUD-OMI y ahora sigue funcionando en el marco del proyecto GreenVoyage2050 de la OMI-Noruega.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img