Otros

Minería, actividad de alto riesgo que impulsa la economía en México

 

DuPont Personal Protection informó que en México el sector minero-metalúrgico aporta el 2.4 % del PIB, generando cerca de 190,685 empleos al año y cuenta con más de 3,123 establecimientos dedicados a la minería.

A nivel mundial, México se ubica entre los 10 principales productores de 16 diferentes minerales: plata, bismuto, fluorita, celestita, wollastonita, cadmio, molibdeno, plomo, zinc, diatomita, sal, barita, grafito, yeso, oro y cobre.

El 2020 significó un importante año para la industria. De acuerdo con el informe anual S&P Global Market Intelligence, México ocupa el 2do país con el presupuesto de explotación minera más alto de América Latina y el 5to a nivel mundial. Actualmente, el país ocupa el 1er lugar en la producción de plata a nivel mundial.

En cuanto a inversión directa se refiere, el sector minero invirtió 4,897 millones de dólares en 2018, lo que significó un aumento de 13.8% en comparación con lo invertido en 2017; con ello el sector continúa manteniéndose como una de las ramas productivas que atrae mayor inversión al país.

Ante este panorama, el país enfrenta el reto de ofrecer a sus casi 200 mil empleados las condiciones óptimas para desarrollar sus labores. Actualmente la Norma Oficial Mexicana “NOM-017-STPS-2008 Equipo de protección personal-Selección, uso y manejo en los centros de trabajo”, establece los requisitos mínimos para que el dueño de la empresa seleccione, adquiera y proporcione a sus trabajadores, la vestimenta y herramientas necesarias para protegerlos de los agentes del medio ambiente u otros riesgos laborales que puedan dañar su integridad física y su salud.

El trabajo que se desarrolla en una mina es considerado de alto riesgo por comprender diversos peligros. Por ello, al trabajador se le deben otorgar equipos de protección de alta calidad que reduzcan el riesgo al que están expuestos, como pueden ser:

1. Riesgos mecánicos, como cortes o abrasión

2. Riesgos térmicos, como fuego repentino, arco eléctrico o altas temperaturas

3. Riesgos químicos, presentes en salpicaduras o aerosoles

Dependiendo del riesgo o actividad que se esté realizando, el equipo de protección personal debe estar integrado por (pero no limitado a): guantes, lentes de seguridad, tapones auditivos, ropa de trabajo, equipo reflectivo, respiradores contra partículas, zapatos de protección, cinturones porta lámparas, linternas recargables, arneses y cascos de protección.

Para ello, DuPont cuenta con una amplia gama de equipos de protección especialmente diseñados para los peligros a los que los mineros se enfrentan. Un ejemplo son sus prendas de alta visibilidad con protección química incorporada de DuPont™ Tyvek® 500 HV, o sus guantes de protección contra cortes, abrasión o altas temperaturas hechos con DuPont™ Kevlar®. Y para el área de mantenimiento o para trabajadores en riesgo de peligros térmicos, se puede contar con la protección de las prendas hechas con DuPont™ Nomex® contra los peligros de fuego repentino o arco eléctrico.

La Ley Federal del Trabajo (LFT), en su Artículo 134, fracción II, mandata a los trabajadores a observar las disposiciones contenidas en el reglamento y las normas oficiales mexicanas en materia de seguridad, salud y medio ambiente de trabajo, así como las que indiquen los patrones para su seguridad y protección personal.

Los patrones, conforme el Artículo 343-C, fracciones III y IV, también deben identificar y analizar los riesgos a los que están expuestos los trabajadores por cada puesto y área del centro laboral, e informarles de los peligros que estos implican para su salud y las medidas de prevención y protección aplicables.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *