- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

También te puede interesar

En el marco de su expedición mundial contra la contaminación plástica, PLASTIC ODYSSEY hace escala en España

PUBLICIDAD

Lucha contra la contaminación por plásticos en el mundo

El año 2022 fue marcado por el inicio de la expedición mundial de Plastic Odyssey para proteger el océano; un proyecto enfocado a las regiones más afectados por la contaminación por plásticos. La expedición incluye África, América Latina y Asia.

Su misión: convertirse en el mediador del reciclaje en el mundo gracias a sus máquinas de Low Technology a bordo. Por ende, tienen por objetivo promover la creación de micro fábricas locales para transformar de residuos plásticos en materiales de construcción y combustible, y así fomentar el reciclaje a escala mundial y la flexibilidad de la instalación logística.

El buque embajador zarpó del puerto de Marsella el pasado 1 de octubre y, tras sus tres primeras escalas en Beirut, Alejandría y Túnez, concluirá su misión en el Mediterráneo a finales de este mes de enero. Antes de proseguir su viaje hacia África Occidental y Sudamérica, el Plastic Odyssey será recibido este próximo sábado 14 de enero en el puerto de Málaga para realizar una escala técnica que le permita continuar su misión en las mejores condiciones.

¿Qué es Plastic Odyssey?

Creado en 2016 por iniciativa de tres jóvenes franceses apasionados por la Low Technology y la protección del medio ambiente, Simon BERNARD, Alexandre DECHELOTTE y Bob VRIGNAUD, dos marineros y un ingeniero, respectivamente, el proyecto global de Plastic Odyssey se basa en una simple constatación: cada minuto se vierten 20 toneladas de plástico en el océano. Una vez en el mar, la mayor parte del plástico ya no es recuperable.

Por esa misma razón, la acción de Plastic Odyssey se focaliza en la tierra alrededor de dos pilares principales:

1) LIMPIAR EL PASADO: recuperar los residuos y convertirlos en recursos. De los 6.000 millones de toneladas de plástico fabricadas desde la invención de este material, 5.000 millones siguen presentes en la Tierra, con la urgente necesidad de ser transformados. Gracias a una serie de máquinas de reciclaje sencillas y accesibles de Low Technology, se ataca a la raíz del problema generando nuevos puestos de trabajo. Plastic Odyssey colabora con socios en el terreno para implantar pequeñas plantas de reciclado de plásticos en contenedores llave en mano. En 2022, ya se instalaron dos contenedores en Togo y Guinea.

2) CONSTRUIR EL FUTURO: un mundo sin plástico desechable es posible y necesario para frenar los efectos de la contaminación a largo plazo. El segundo pilar de Plastic Odyssey se basa en este deseo de encontrar alternativas a la dependencia al plástico. Utilizamos este material en todas partes y para todo, y ha llegado el momento de plantearnos la siguiente pregunta: ¿cómo podemos hacer las cosas de otra manera? Para responder a esta pregunta, Plastic Odyssey lleva a cabo actividades de sensibilización, investigación y educación con el fin de provocar cambios en los comportamientos individuales y colectivos.

EL BUQUE-LABORATORIO DE PLASTIC ODYSSEY

Plastic Odyssey es un buque de exploración científica de 40 metros. Este antiguo buque oceanográfico, transformado en laboratorio para la lucha contra la contaminación, está dotado de un pequeño centro de reciclaje, así como de un espacio móvil para realizar experimentos en tierra con la población local en cada escala.

Equipado con pequeños motores poco contaminantes, recorrerá el mundo durante tres años, convirtiendo los residuos plásticos en combustible para seguir avanzando.

Parada en Málaga

El buque Plastic Odyssey realizará, desde el próximo sábado 14, una parada técnica en la marina de Málaga.

La marina de Málaga es pionera en el cuidado del medio ambiente: cuenta con un hormigón ecológico que fomenta la colonización por parte de la fauna marina y reduce la huella de carbono y, además, ofrece una carga de 2.000 amperios de energía eléctrica, lo que permite a las embarcaciones apagar sus motores durante el amarre, reduciendo sus emisiones de CO2 y la contaminación acústica.

30 paradas en todo el mundo

Las tres primeras escalas en Líbano, Egipto y Túnez han allanado el camino para una larga expedición: el buque Plastic Odyssey emprenderá su camino hacia Tánger, Marruecos, antes de seguir por Senegal, Guinea y Cabo Verde en los próximos meses. Finalmente pondrá rumbo a Sudamérica.

En total, el buque emblemático de la lucha contra la contaminación por plásticos explorará 30 puertos en los próximos tres años alrededor de tres continentes, a un ritmo medio de una semana de navegación por cada tres semanas de escala.

En cada parada, el equipo de Plastic Odyssey seleccionará y acogerá a una docena de emprendedores para formarles en la puesta en marcha de un centro de reciclaje de plásticos. El taller a bordo incluye siete máquinas capaces de reciclar residuos plásticos para convertirlos en nuevos objetos, materiales de construcción o combustible, y servirá de banco de pruebas para la formación y la creación de prototipos de productos reciclados.

El objetivo será de crear a nivel local micro fábricas de transformación de residuos plásticos, gracias a una tecnología de bajo impacto y fácilmente transferibles.

Así esta misión de exploración en las zonas más afectadas contará con los actores locales que estén construyendo el mundo de hoy y de mañana, y con la ambición última de crear una red mundial de soluciones para frenar la contaminación oceánica.

CONSTRUYENDO EL MUNDO FUTURO

Reducir la producción de residuos a 1,7 kg diarios per cápita evitaría el 26% de la contaminación de los océanos. Para lograrlo, tenemos que cambiar el comportamiento de 8.000 millones de ciudadanos hacia un uso más sostenible del plástico. Rodeado por un comité científico de ciencias humanas y sociales, Plastic Odyssey lleva a cabo su programa itinerante de investigación-acción en el marco de su expedición, para identificar la raíz de los mecanismos que nos permitirán cambiar nuestro comportamiento.

LOS PRIMEROS ÉXITOS ANTES DE LA EXPEDICIÓN

En la costa occidental de Marruecos, Plastic Odyssey formó a equipos para reciclar residuos pesqueros. En Guinea, la organización ayudó a una empresaria a mejorar su centro de reciclaje y en Cabo Verde aportó soluciones para reciclar los residuos arrastrados a la isla deshabitada de Santa Luzia que amenazan la supervivencia de las tortugas bobas en zonas protegidas. También ayudó a instalar 4 máquinas en Burkina Faso, utilizadas por un pequeño centro de reciclaje dirigido por mujeres que ahora pueden crear nuevos objetos, como mesas y sillas para escuelas, muebles o techos para casas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
PUBLICIDAD