İstanbul escort bayan sivas escort samsun escort bayan sakarya escort Muğla escort Mersin escort Escort malatya Escort konya Kocaeli Escort Kayseri Escort izmir escort bayan hatay bayan escort antep Escort bayan eskişehir escort bayan erzurum escort bayan elazığ escort diyarbakır escort escort bayan Çanakkale Bursa Escort bayan Balıkesir escort aydın Escort Antalya Escort ankara bayan escort Adana Escort bayan

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

También te puede interesar

El Puerto de Barcelona bate el récord de tráfico total con 71 millones de toneladas movidas en el 2022

PUBLICIDAD

Los resultados económicos dejan atrás la pandemia, creciendo por encima de la cifra de negocio y el cashflow de 2019, aportando robustez financiera para asumir los grandes proyectos que se desarrollarán en los próximos años.

Tráficos destacados, como el de pasajeros y vehículos, van camino de la recuperación.

Los contenedores han alcanzado resultados similares al año anterior, en un contexto de frenado de los tráficos marítimos internacionales.

El Puerto de Barcelona ha superado los 70,9 millones de toneladas de tráfico total durante 2022, lo que significa un crecimiento del 6,9%, una cifra récord: después de la fuerte recuperación del ejercicio anterior, este año se ha superado la cifra alcanzada en 2018, que tenía hasta ahora el récord con 67,8 millones de toneladas. En 2022, todos los segmentos de tráfico han experimentado resultados positivos, salvo los contenedores, que se han mantenido en los mismos niveles de 2021 (-0,3%), superando los 3,5 millones de TEUs, un buen resultado si lo comparamos con los puertos del entorno.

Los sólidos a granel han cerrado el año con 4,5 millones de toneladas, un incremento del 2% respecto al año 2021, que ha sido posible por el crecimiento de las potasas (+53%) y la sal común (+10 ,3%), tráficos ligados a la nueva terminal de Iberpotash, y de los cereales y harinas (+64%).

Los graneles líquidos han alcanzado 15,6 millones de toneladas, con un incremento del 26,9%. Los hidrocarburos, la principal partida, con 12 millones de toneladas, crecieron un 34,5%, impulsados ​​por la gasolina (+113%) y por el GNL, que sumó 3,9 millones de toneladas (+39,1). Las instalaciones de GNL del Puerto de Barcelona, ​​unas de las de mayor capacidad de Europa, se han convertido en almacenes estratégicos para el abastecimiento de este combustible en el continente.

En el caso del tráfico de contenedores llenos, el dato que mejor refleja el estado de la economía, el Puerto de Barcelona ha reflejado el frenazo de los tráficos marítimos internacionales, aunque en menor medida que en otros puertos de la región . Los contenedores de importación (+3,4%) y los de tráfico (+4,5%) mantienen las cifras positivas, alcanzando un récord histórico, mientras que los de exportación presentan cifras negativas (-5,9% ).

China, el primer mercado del Puerto de Barcelona, ​​redujo sus importaciones en un -29,5%, mientras que las exportaciones crecieron un 1%. Por el contrario, países como Estados Unidos de América o India han incrementado sus tráficos en porcentajes superiores al 10%.

Por lo que se refiere al tráfico de automóviles, destaca su buen comportamiento con 591.015 unidades movidas y un incremento del 18,4%. Es un muy buen resultado y más si se contextualiza en la situación de incertidumbre de la industria automovilística: las matriculaciones en España cerraron el año 2022 con una caída del -5,4%, según datos de ANFAC. Varios factores, como el cierre de la fábrica de Nissan y la crisis de suministros, hicieron que las exportaciones de vehículos nuevos hayan cerrado el año con un descenso del -7,9%. Por el contrario, las importaciones (+63%) y los tráficos (+145,7%) han crecido con mucha fuerza. “Esto no es fruto del incremento de la demanda, se debe a que nuevas marcas han situado en el Port como hub de distribución, tanto marítimo como terrestre, de sus vehículos fabricados en diferentes mercados y que se distribuyen desde aquí el resto de Europa”, ha explicado el director general del Puerto de Barcelona, ​​José Alberto Carbonell.

Cabe mencionar el crecimiento experimentado por los vehículos eléctricos, fruto de la apuesta del Puerto por dar servicio a este tipo de tráfico, que ya suman prácticamente un 20% del total de las importaciones, y han propiciado que China se convierta en el principal origen de las importaciones de vehículos, y han relegado a Japón a la segunda posición.

El movimiento de pasajeros ha continuado su recuperación tras el parón por la COVID. En el caso de los ferrys, que se han acercado a los 1,6 millones de pasajeros (+62%), se han superado las cifras de 2019 gracias, principalmente, al incremento de los pasajeros con las Islas Baleares (Marruecos no abrió sus fronteras en el pasaje hasta mayo de 2022). Por el contrario, la cifra de 2,3 millones de cruceristas del pasado año todavía está muy por debajo de los 3,1 del año 2019.

Resultados económicos
 
El Puerto de Barcelona ha cerrado el año 2022 con una cifra de negocio de 181 millones de euros, lo que supone un incremento del 20% respecto al año 2021 y un 5% por encima del ejercicio anterior a la COVID, cuando se alcanzaron los 172 millones de euros. Cabe destacar que este importe récord, del que el tráfico de contenedores y el de líquidos a granel son los responsables en un 50%, habría sido mayor si no se hubiera aplicado el Plan de Recuperación puesto en marcha por el Puerto para el período 2021-2022 por tratar de paliar los efectos de la COVID en la actividad portuaria.

Los resultados de explotación han ascendido a 54 millones de euros, cifra excepcional durante este ejercicio al incorporar las provisiones e ingresos atípicos por litigios antiguos. El EBITDA ha sido de 104 millones de euros y el resultado del ejercicio 63 millones de euros, un 66% superior al anterior.

El endeudamiento bancario a largo plazo se ha reducido en 18 millones de euros, situándose actualmente en 124 millones; el cash flow operativo se ha situado en los 101 millones de euros y el saldo de tesorería ha alcanzado los 231 millones, un dato muy relevante porque, en un entorno económico incierto, garantiza en el Port de Barcelona una robustez financiera suficiente para asumir los grandes proyectos que se desarrollarán durante los próximos años. Estos proyectos se concentran principalmente “en el ámbito de la electrificación de muelles; en la actualización de las infraestructuras portuarias; en los nuevos accesos ferroviarios y en la mejora del Port Vell”, según ha explicado el presidente del Port, Lluís Salvadó, que ha cuantificado “en unos 300 millones de euros las inversiones que haremos en estos ámbitos durante los próximos dos años. Se trata de proyectos que o bien acabamos de licitar y empezarán ya o que licitaremos durante este año”.

Los buenos resultados económicos del Port de Barcelona van acompañados de un notable incremento en las aportaciones del sistema portuario español. Así lo ha remarcado Miriam Alaminos, subdirectora general y responsable de Económico Financiero: “El Puerto de Barcelona es el principal contribuyente al sistema portuario del Estado a través de los distintos instrumentos de solidaridad existentes. En 2022 hemos incrementado en un 55% nuestra aportación, que ha ascendido a 16,5 millones de euros”.

Puede encontrar la presentación de resultados 2022 en:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
PUBLICIDAD