ORGANIZACIÓN MARÍTIMA

El golfo de Guinea registró 50 secuestros de marinos en el primer semestre

 

  • A pesar del importante descenso de los incidentes sigue existiendo un alto nivel de riesgo para los buques mercantes

Un total de 50 tripulantes fueron secuestrados de sus buques, todos ellos en aguas del golfo de Guinea, durante la primera mitad del año, según datos del informe trimestral de piratería de la Oficina Marítima Internacional (IMB) de la Cámara de Comercio Internacional (CCI), que se ha publicado recientemente.

Dicho informe contabiliza 68 incidentes de piratería y robo a mano armada contra buques mercantes y pesqueros en la primera mitad de 2021 en todo el mundo, la cifra más baja en casi tres décadas, desde 1994, y un 30% menos que los 98 registrados durante el mismo período el año pasado. En total, 61 buques fueron abordados, uno fue secuestrado, dos recibieron disparos con armas de fuego y hubo otros cuatro intentos de ataque.

A pesar de la disminución en el número de ataques, la piratería se cobró la vida de un marino en el golfo de Guinea en enero de este año. Además, un tripulante resultó herido, dos fueron agredidos, tres tomados como rehenes y los mencionados 50 secuestrados. Esta zona de la costa occidental de África sigue siendo la más peligrosa del mundo para los buques mercantes y pesqueros y supone el 32% de los incidentes de piratería y robo a mano armada que se producen en todo el mundo.

IMB advierte de que cualquier tipo de buque que navegue por la zona puede ser objetivo de los piratas, quienes secuestran pesqueros que utilizan posteriormente como buques nodriza para atacar a otros mercantes.

Según Michel Howlett, director de IMB, «iniciativas como el proyecto Deep Blue de Nigeria y el Foro de Colaboración Marítima del golfo de Guinea, darán continuidad y fortalecerán los canales de intercambio de información y reducirán el riesgo para la gente de mar en la región».

Los datos del informe también recogen aumentos en el número de incidentes que se producen en otras zonas conflictivas del mundo. En el sudeste asiático, en el estrecho de Singapur, se registraron 16 incidentes en los primeros seis meses de 2021, un notable aumento respecto a los 11 notificados durante el mismo período del año anterior. A estos hay que sumar otros cuatro incidentes reportados en aguas de Filipinas durante el segundo cuatrimestre de este año.

El aumento más significativo respecto a la primera mitad de 2019 y 2020 se produjo en el fondeadero del puerto de Callo, Perú, donde se han duplicado los incidentes hasta alcanzar los nueve ataques. En tres de ellos los piratas portaban armas blancas y en otros dos la tripulación fue tomada como rehén y agredida.

Para John Denton, secretario general de ICC, los informes sobre los incidentes de piratería son la primera línea de defensa contra futuros ataques. «Los informes presentados a IMB permiten a los gobiernos, las agencias de respuesta marítima y otras partes interesadas proporcionar aguas más seguras a nuestros marinos y un flujo continuo de mercancías a lo largo de las cadenas de suministro mundiales», concluyó Denton.

Pueden solicitar el informe trimestral sobre piratería y ataques a mano armada de IMB de la Cámara de Comercio Internacional, en inglés en el siguiente enlace.

Fuente: ANAVE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *