- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img

También te puede interesar

El entorno marítimo y la importancia de la Legislación Marítima

PUBLICIDAD

Rubén Esteban MARTINEZ PERALTA
Jefe de Máquinas de la Marina Mercante
Técnico en Logística, Comercio y Transporte Internacional
ESPAÑA

El 90% del comercio mundial se realiza por vía marítima moviendo millones de toneladas y miles de millones de euros/dólares anuales a nivel mundial.

En España, los 46 puertos de interés general del Estado mueven anualmente más de medio millón de toneladas, las mercancías en tránsito, que pasan por nuestros puertos pero que generalmente tienen como destino final otros países, superan los 150 millones de toneladas, representando casi el 30% de las mercancías movidas.

Por otra parte, el tráfico total de pasajeros, tanto de líneas regulares como de crucero se acerca a los 40 millones de personas, los pasajeros de líneas regulares en torno a los 30 millones, mientras que los pasajeros de cruceros unos 10 millones.

El número de buques que transitan por nuestros puertos asciende a más de 170.000 unidades siendo, en su mayoría naves de gran porte.

No cabe duda que España es un país marítimo ya que más de las tres cuartas partes del perímetro del territorio español es litoral. Las costas españolas miden un total de 7.880 kilómetros: 3.200 kilómetros la vertiente mediterránea y 4.680 la atlántica.

El mar es la fuente tradicional de una parte muy importante de la riqueza que se genera en España. Los astilleros nacionales están acreditados en el ámbito internacional con una muy bien merecida reputación y, además, somos la primera potencia pesquera de Europa.

Por la situación geoestratégica de nuestro país, los principales puertos españoles juegan un papel muy importante en los tráficos marítimos internacionales.

Por añadidura, nuestras costas, nuestras playas, y la actividad de los cruceros de recreo que recalan en nuestras aguas, han sido el principal atractivo para desarrollar un potente sector turístico que se ha convertido en una de las principales partidas de ingresos de nuestro país en las últimas décadas.

El Sector Marítimo Español está constituido por actividades tales como: el transporte marítimo; la construcción naval; la ingeniería e industria auxiliar marítima; la pesca extractiva y la acuicultura marina; la industria náutica de recreo, marinas y puertos deportivos; las energías de origen marino; la armada; los puertos y servicios portuarios; los servicios marítimos, así como los clústeres regionales; la investigación marina; los agentes del sistema de I+D+i; los organismos de formación; los sindicatos, y las asociaciones de profesionales; cultura, patrimonio y bienestar social., aglutinando una enorme cantidad de entidades relacionadas con lo marítimo, a todos los niveles.

Además, el sector marítimo en España cuenta con casi 500.000 empleos directos, un valor añadido bruto de unos 30.000 millones de euros, una producción de 55.000 millones y un peso sobre el valor añadido bruto nacional del 3,24 %.

Si se tienen en cuenta el efecto directo, indirecto y el inducido, el impacto de este sector a la economía nacional se traduce en más de un millón de empleos, unos 70.000 millones de euros de aportación de valor añadido bruto, una producción de casi 200.000 millones y un peso sobre el valor añadido bruto nacional del 7,2 %, lo que le sitúa como el tercer sector económico más importante del país, con un importante efecto multiplicador, ya que por cada euro de gasto genera 2,5 euros, y por cada empleo, 2,8 puestos de trabajo.

Por todo lo antes mencionado es evidente la importancia del sector Marítimo Español, y por tanto la necesidad del conocimiento de la Legislación Marítima nacional aporta garantía, seguridad jurídica y transparencia en cuanto a los derechos y obligaciones de todos y cada uno de los participantes en esta compleja actividad que cuenta con una gran diversidad de actores con intereses muchas veces contrapuestos. Una Legislación Marítima Española que contempla los tratados internacionales que España ha suscrito y las normas que establece la OMI con el SOLAS, el MARPOL, el STCW; la OIT con el Convenio sobre el trabajo marítimo, 2006 (MLC, 2006), el MDE/MOU de París, y demás convenios internacionales que son de aplicación.

Por todo lo expuesto anteriormente considero que es de gran importancia el conocimiento y divulgación de la Legislación Marítima Española para que todos y cada uno de los participantes en el sector marítimo ya sea embarcados o en tierra, ya sea en tareas de ultramar o en puertos, desde los más altos niveles hasta los más bajos, sean conocedores de las obligaciones que le competen y los derechos que le asisten al desarrollar sus actividades.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
PUBLICIDAD