- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

También te puede interesar

El CMMA y Puerto Sotogrande concluyen que el Mar de Alborán Occidental es un destino náutico ideal para acoger cruceros costeros sostenibles y culturales

PUBLICIDAD

Los puertos deportivos, armadores y operadores turísticos de la zona han conocido hoy los detalles del estudio, lo que les permitirá decidir si quieren formar parte de la RED CCF

Noriega recalca la importancia de volver a mirar al mar con productos turísticos como este que ayudan a potenciar el turismo náutico ligado a los puertos deportivos y las actividades relacionadas con el disfrute del mar y la naturaleza y destaca que “esta red innovadora nos permite ser más competitivos y diversificar el sector hacia un turismo más sostenible y original”

El director gerente de Puerto Sotogrande resalta que los puertos deportivos son “destacados motores económicos y sociales que impulsan el respeto al medio ambiente”

El Clúster Marítimo-Marino de Andalucía (CMMA) y Puerto Sotogrande han presentado el 22 de marzo de 2024, en la sede del Clúster en Málaga, ubicada en el edificio The Green Ray, el Estudio del Destino Náutico Sostenible del Mar de Alborán Occidental, en el marco del proyecto de creación de una Red de Cruceros Costeros y Fluviales en los Destinos Náuticos Sostenibles de España (RED CCF), un programa aprobado al amparo de “Experiencias de Turismo España” con fondos provenientes del mecanismo de recuperación y Resiliencia (Next Generation). Las conclusiones del estudio técnico son muy positivas: el Mar de Alborán Occidental es un destino ideal para acoger las rutas de estos cruceros costeros sostenibles y culturales.

Al evento han acudido más de treinta operadores náuticos y turísticos (armadores, hosteleros, empresas de servicios de ocio y turismo, hoteleros, responsables de puertos deportivos, así como representantes de asociaciones profesionales y empresariales y cátedras académicas relacionadas con la sostenibilidad). Todos ellos estaban interesados en conocer los recursos con los que cuenta la zona comprendida entre los municipios de Motril-Almuñécar (Costa Tropical, Granada), la Costa del Sol (Málaga), San Roque (Cádiz) y la Ciudad Autónoma de Ceuta para acoger cruceros costeros sostenibles y culturales, en el marco de este proyecto, del que los socios andaluces son el CMMA y Puerto Sotogrande.

El presidente del CMMA, Javier Noriega, el director gerente de Puerto Sotogrande, Miguel Ángel Díez y la jefa del Área de Turismo Cultural y de Marketing de Contenidos de Turespaña, Natalia Briales, han inaugurado la jornada, que luego ha contado con las intervenciones de la propia Briales en una ponencia titulada ‘Las experiencias de destino: oportunidades de crecimiento sostenible’;  y de la técnica de proyectos europeos de la Asociación Gallega de Actividades Náuticas (AGANPLUS), Elena Fernández, como representante de la organización líder del proyecto, que agrupa a 27 socios de 10 comunidades autónomas distintas. Fernández ha contado en qué consiste la RED CCF. Acto seguido, el secretario general del CMMA, Daniel Florido, ha presentado el estudio técnico y ha contestado a las dudas planteadas, tras lo que ha finalizado el encuentro con un networking.

“Las empresas han de sumarse a la RED CCF”

Javier Noriega ha indicado que este nuevo producto debe contar con el apoyo de las empresas marítimo-marinas al ser sostenible y respetuoso con el territorio, ha recordado que para dar más oportunidades a sus compañías y generar un beneficio social en Andalucía participa el CMMA en proyectos europeos disruptivos como este, con los que la comunidad “vuelve la mirada al mar”. “Esta es una oportunidad para disfrutar del turismo náutico ligado a los puertos deportivos, y realizar actividades acuáticas de todo tipo, disfrutando así de la naturaleza y el mar, y de la cultura que ofrecen los municipios del Mar de Alborán Occidental”. “Esta red innovadora nos permite ser más competitivos y diversificar el sector hacia un turismo más sostenible y original”, ha dicho.

El director gerente de Puerto Sotogrande, Miguel Ángel Díez, ha destacado el importante papel que tienen los puertos como intercambiadores de servicios entre los visitantes náuticos y el territorio donde se implantan. Los puertos deportivos constituyen destacados motores económicos y sociales que impulsan el respeto al medio ambiente y el entorno natural como principales activos, integrándose con el territorio y difundiendo sus valores patrimoniales, histórico-culturales, naturales, gastronómicos y sociales. La Red CCF engloba todos estos principios, impulsando un turismo de bajo impacto y alto valor social, sostenible y perfectamente integrado en el territorio siempre con altos estándares de calidad, de inclusividad y de innovación mediante la aplicación de las mejores tecnologías disponibles.

¿Qué son los cruceros costeros?

La RED CCF explica que un crucero costero o fluvial es una experiencia náutico-cultural que combina un itinerario náutico, con al menos una escala, para visita y disfrute de la oferta cultural local, principalmente a través de circuitos terrestres que visiten elementos de interés patrimonial, natural, cultural, gastronómico, etc. Buscan conectar al turista náutico con el destino que visita, más allá del puerto y sus alrededores.

Una escala es cualquier punto de parada durante el itinerario del crucero costero o fluvial en el que realizar una visita o tener una experiencia cultural o natural en tierra o bajo el agua. Para realizar un crucero costero o fluvial, podrán utilizarse embarcaciones de vela o de motor (combustión, eléctrico o propulsados por otras energías renovables), kayaks o similares. Se trata de barcos sostenibles, con esloras de los 12 a 25 metros, que transportan grupos limitados. La tecnología tiene mucho que decir en la representación del patrimonio histórico-cultural de los municipios.

El estudio efectuado ha consistido en establecer y catalogar los recursos del territorio de referencia: saber el número de puertos deportivos y condicionantes técnicos para acoger cruceros como los expuestos, así como los elementos patrimoniales, los itinerarios culturales, senderistas o gastronómicos existentes en todas las localidades analizadas y que forman parte del área de referencia, así como establecer el número de operadores náuticos y turísticos, las instituciones y las entidades profesionales y, de ellas, cuáles estarían interesadas en formar parte de la RED CCF, fase que comienza ahora y que será impulsada gracias a un workshop que tendrá lugar en Puerto Sotogrande antes del verano.

Detalles del estudio

En total, son 19 los municipios costeros cuyos recursos náuticos y turísticos se han estudiado: Almuñécar, Salobreña y Motril en la Costa Tropical de Granada; Nerja, Torrox, Vélez-Málaga, Algarrobo, Rincón de la Victoria, Málaga, Torremolinos, Benalmádena, Fuengirola, Mijas, Marbella, Estepona, Casares y Manilva-Sabinillas en la Costa del Sol; San Roque (y Sotogrande) en Cádiz y la Ciudad Autónoma de Ceuta.

También se han estudiado las barreras existentes para la navegación en la zona.

Asimismo, se han detectado en torno a 80 entidades gestoras/colaboradoras (los Ayuntamientos, las Mancomunidades, Consejos Reguladores, asociaciones o entidades de gestión hostelera y hotelera, Autoridades Portuarias y Capitanías Marítimas, Demarcaciones de Costas, asociaciones de puertos deportivos y de turismo náutico, federaciones deportivas, unión de cooperativas, agencias públicas y consejerías de Andalucía y Ceuta).

De los 16 puertos, ocho han aportado los datos solicitados (Marina del Este en Almuñécar, el Puerto de la Caleta de Vélez en Vélez-Málaga, el Puerto de Benalmádena, el puerto de la Bajadilla en Marbella, el puerto deportivo de Estepona, Marina La Duquesa en Manilva-Sabinillas, Puerto Sotogrande (socio de la RED CCF) y la Marina de Hércules de Ceuta. En cuanto a la puntuación obtenida por estos en relación a requisitos considerados de interés para ser escalas en itinerarios náuticos culturales, todos ellos están por encima del 8,5 sobre 10. El resto de puertos podrían entrar a formar parte de la red sin problema, dado que reúnen muchos de esos requisitos. Se puntúan aspectos como el sistema de reserva, espacio de atraque seguro, accesibilidad y dificultades de movilidad, puerta segura, comunicaciones y señalización.

Se han contabilizado en torno a 200 rutas de fácil acceso desde los ocho puertos de escala: el 85% de ellas son terrestres (históricas, culturales, gastronómicas, etnográficas y senderistas), o se refiere a visitas a museos y centros culturales; el 15% son rutas de buceo o relativas a diferentes actividades náuticas tales como paseos en barco, uso de kayaks, paddle surf, avistamiento de cetáceos y otras actividades náuticas (incluidos itinerarios de turismo marinero que combinan visitas a lonjas o puertos y salidas en barco).

Además, se han detectado 309 elementos patrimoniales en 19 municipios costeros del Mar de Alborán Occidental: se trata de iglesias, yacimientos arqueológicos de diferentes épocas, torres, castillos, ruinas, etc.

Además, se propone un catálogo de realidad aumentada subacuática en relación a cuatro pecios: el del Arroz (Torrox), el Isabella (Benalmádena), el de los Botones (Marbella) y el de los Franceses (Ceuta), cuya visita asimismo se podría incluir en cruceros relacionados con el buceo.

En cuanto a los operadores náuticos del territorio, se han seleccionado 102 en los municipios del área, aquellos que cuentan con puertos deportivos: no sólo son puertos, sino también clubes náuticos, escuelas de vela y de náutica, clubes de buceo, armadores, etc. Todos ellos tendrán la posibilidad de realizar un autodiagnóstico mediante fichas individualizadas para ver si pueden formar parte o no de la red.

En cuanto a operadores complementarios (entidades vinculadas a la actividad náutica, al turismo costero y marítimo, cultura marinera y establecimientos como hoteles, guías turísticos, etc.), se han localizado 1.117 en los entornos portuarios.

Finalmente, se ofrece una planificación estratégica de acciones para crear una ruta náutica-terrestre que pueda ser tanto desarrollada de manera autónoma por personas que dispongan de embarcaciones o comercializable y sostenible a través de la creación de productos turísticos por operadores del territorio. Se dan propuestas para la gestión de destino, la mejora de puntos de la escala turística (puertos), de la actividad náutica, para impulsar la valoración del patrimonio en el medio acuático y terrestre, para el desarrollo de rutas náuticas y/o terrestres y su oferta complementaria y promoción y comercialización.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
PUBLICIDAD