- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

También te puede interesar

El Clúster Marítimo-Marino de Andalucía señala la innovación como factor esencial para que la comunidad y España continúen liderando el Turismo Azul

PUBLICIDAD

Javier Noriega pone como ejemplos de estos objetivos la participación del CMMA en la creación de una Red de Cruceros Costeros y Fluviales de los Destinos Náuticos Sostenibles de España (Red CCF), la revalorización del patrimonio costero, sumergido y etnológico, las alianzas con el sector pesquero, la Gastronomía Azul o actividades tradicionales como la carpintería de ribera

El presidente del CMMA destaca también la sostenibilidad como una de las claves del crecimiento turístico futuro

La Feria Internacional de Turismo (Fitur), que se celebra cada año en Madrid, tiene lugar en 2023 desde el día 18 hasta el próximo 22 de enero, convirtiéndose así en una cita clave para la comunidad andaluza. El presidente del Clúster Marítimo-Marino de Andalucía (CMMA), Javier Noriega, ha insistido en las posibilidades de crecimiento del Turismo Azul en la región. No en vano, para 2030 las previsiones indican que se convertirá en uno de los segmentos que mayor valor aporte a la Economía Azul.

Asimismo, Noriega ha destacado la importancia que tiene para ganar el futuro la innovación en la oferta de productos turísticos, la aplicación de las nuevas tecnologías y el factor sostenibilidad, dado que el sector turístico Azul va a ganar peso en términos cuantitativos, pero también tiene que hacerlo en términos cualitativos para que el equilibrio territorial se mantenga y la región y el país continúen siendo líderes de esta actividad.

De esta forma, cabe recordar que el Turismo Azul se compone fundamentalmente de tres subsectores: el turismo de litoral, el turismo náutico y el turismo de cruceros.
En relación al primero de ellos, la comunidad cuenta con una amplia zona litoral con 372 playas (más de 900 kilómetros de costa y dos vertientes, la atlántica y la mediterránea). En las zonas costeras, habita el 35,6% de la población de la autonomía. En 2021, fueron 12 millones los turistas que disfrutaron de la franja costera autonómica. En total, la cuota que representa el turismo de litoral dentro del total andaluz es del 61%. Es decir, seis de cada diez turistas que visitan Andalucía lo hacen atraídos por la oferta turística de la fachada marítima. Esos 12 millones de turistas son cuatro más que en 2020, el año en que más virulencia tuvo la pandemia y en el que más medidas restrictivas de movilidad se tomaron, pero representan un 35,8% menos que los 18,66 millones de visitantes al litoral andaluz en 2019.

En este sentido, el turismo de litoral andaluz tiene una alta tendencia a la estacionalidad, es un destino preferido por los clientes nacionales (y los andaluces), de forma que estos vienen por la playa, por el clima o por los precios. Los retos de este tipo de turismo, por tanto, están claros: innovar en los productos e impulsar, aún más, el factor sostenibilidad. En relación al primero de estos hitos, recuerda Noriega que el CMMA participa, junto a Puerto Sotogrande, en la creación de la Red de Cruceros Costeros y Fluviales de los Destinos Náuticos Sostenibles de España (Red CCF), un proyecto Next Generation (dotado con casi dos millones de euros, línea de ayuda Experiencias Turismo España).

El CMMA, en la Red de Cruceros Costeros y Fluviales

En el mismo, se pretende potenciar, por un lado, el desarrollo de itinerarios náutico culturales (cruceros costeros) por las costas españolas, valorizando a través de escalas el conocimiento del patrimonio y la cultura de los distintos destinos. Por otro lado, se pretenden crear cruceros fluviales en los principales ríos, embalses y mares interiores de España, con la peculiaridad que es necesario combinar los recorridos fluviales con recorridos terrestres para salvar las dificultades que suponen la orografía del terreno y la existencia de presas.

En total, participan dieciséis organizaciones de diez comunidades (lideradas por la Asociación Galega de Actividades Náuticas-AGAN+). En Andalucía son el CMMA y Puerto Sotogrande. Este último participa con 171.735 €. Se pretende actuar en la zona Costa del Sol Occidental y Estrecho de Gibraltar. Puerto Sotogrande se constituirá, mediante las actuaciones determinadas en los hitos del proyecto, como base de la Red de Cruceros Costeros y establecerá las rutas con los operadores de turismo náutico interesados y en coordinación con las acciones en tierra que pondrá en marcha el CMMA. Una vez puesto en marcha el proyecto, el objetivo es ampliar la red añadiendo nuevas rutas.

El CMMA se encargará de realizar un trabajo de estudio del territorio, la planificación estratégica y la viabilidad económica con el fin de permitir diseñar las rutas turísticas que posteriormente serán objeto de desarrollo, de forma que los beneficiarios directos de la mejora de la experiencia turística en Andalucía serán los operadores de turismo náutico de la región, que explotarán comercialmente los itinerarios a los que se dé forma. En este sentido, a través de las actividades de formación sobre la creación de cruceros costeros náuticos culturales a las empresas que conforman el sector del turismo náutico y la asesoría posterior sobre su implementación que les proporcione el CMMA, la organización les acompañará en todo el proceso de creación del producto, encargándose directamente el Clúster de la concepción y el desarrollo de la red de circuitos terrestres de visita dirigidos a los turistas náuticos guiada con señalización digital en colaboración directa con los cruceros costeros culturales que serán impulsados por Puerto Sotogrande. El CMMA participa en Agan+ con 125.050 €.

Por otro lado, y en relación al crecimiento sostenible, el presidente del CMMA señala la diversificación del turismo de litoral como objetivo a conseguir, por ejemplo con el desarrollo de nuevos productos relacionados con el patrimonio sumergido, el patrimonio etnológico, la carpintería de ribera, la pesca o la gastronomía, logrando así turistas con mayor poder adquisitivo y repartiendo las visitas durante todo el año, luchando contra la estacionalización y, por tanto, sometiendo a un estrés menor a los municipios y las poblaciones locales.

Los retos del turismo náutico pasan por articular nuevos servicios, aunque Andalucía es la tercera comunidad del país en cuanto a infraestructura portuaria recreativa con 73 espacios náuticos, 350 empresas dedicadas al sector y alrededor de 2.000 empleos directos en todo el litoral. La principal motivación de los turistas para practicar este turismo en Andalucía es la combinación de actividades de turismo activo en mar y la articulación del turismo en tierra a partir del atraque, por lo que es vital implicar a las infraestructuras náuticas en una estrategia andaluza. Su margen de crecimiento es amplísimo. En cuanto al turismo de cruceros, este sufrió un fuerte impacto debido a la crisis pandémica en 2020 y las restricciones de movilidad, aunque su crecimiento a futuro seguirá siendo robusto, pero tiene retos como el de reducir las emisiones contaminantes y el impacto de los turistas en las ciudades. Dice Noriega que el rol que juega la adecuada articulación entre los actores de los puertos y las navieras es fundamental para la sinergia Puerto-Ciudad Naviera. “Los volúmenes de pasajeros que mueven, el segmento de mercado del que provienen y la frecuencia de llegada son elementos claves en la gestión de la negociación”, dice Noriega, quien destaca la integración estratégica de Suncruise Andalucía con su Smart Cruise Port Destination (con sus siete puertos).

- Publicidad -spot_img

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
PUBLICIDAD