- Publicidad -spot_img

También te puede interesar

El autogás se mantiene como uno de los combustibles más económicos para la descarbonización de las ciudades

- Publicidad -spot_img

· En un contexto internacional de elevado crecimiento en el precio de los combustibles, el autogás está experimentando una subida mucho menos acuciada, con un aumento de menos de 20 céntimos en el último año.

· El ahorro no es solo económico ya que el uso de estos combustibles supone una reducción del 90% en los principales contaminantes del aire.

· El servicio de remotorización de BeGas permite a las administraciones públicas y empresas de transporte la reutilización de sus flotas de vehículos, lo que redunda en el ahorro económico.

La incertidumbre económica y política actual, agravada por el conflicto en Ucrania, ha acentuado la espiral inflacionista que se estaba viviendo desde hace meses, provocando máximos históricos en los precios de muchas materias primas, la energía y los combustibles. Gobiernos de todo el mundo plantean medidas para paliar los efectos de la inflación. En el caso de los combustibles, los precios han experimentado, en algunos casos, incrementos de hasta el 30% con respecto a los de hace un año.

Ante este escenario, el autogás, la denominación que recibe el GLP cuando se usa como combustible de automoción, se posiciona como una alternativa económica y, además, sostenible. Se trata de una energía limpia, compuesta por propano y butano, que ya propulsa más de 27 millones de vehículos en el mundo y, desde 2014, es reconocida por la Comisión Europea como combustible alternativo para el transporte. Asimismo, es una de las alternativas más económicas del mercado, con un precio de 0,91 céntimos el litro según los datos oficiales publicados por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico. Coste que se mantiene estable a pesar de las circunstancias y que solo ha aumentado 0,198 céntimos en el último año.

Desde BeGas, llevan años apostando por el autogás como una opción de combustible sostenible y rentable. Su servicio de remotorización de vehículos pesados de entre tres y diez años de vida permite, tanto a administraciones públicas como a las empresas de transporte, la reutilización de sus flotas mediante la sustitución de sus motores diésel por otros propulsados por autogás o biopropano.

Un ahorro que no es solo económico ya que el uso de los motores ecológicos de BeGas, que cuentan con la homologación Euro VI Step E, la más avanzada de la UE para equipos de combustión, reduce en más de un 90% los niveles de partículas en suspensión y de NOx. También contribuyen a la disminución de la contaminación acústica, ya que logran niveles de ruido un 50% inferiores a los emitidos por los vehículos diésel.

Una solución que se adapta perfectamente a cualquier municipio o área geográfica gracias a la reducción de gasto que supone la reutilización de los vehículos y el fácil transporte de este combustible, que hace que pueda llegar hasta las regiones más remotas.

Los motores de BeGas se posicionan como una de las mejores opciones para la descarbonización de las ciudades, ofreciendo a administraciones públicas y empresas de transporte de pasajeros y mercancías la opción de utilizar combustibles menos contaminantes a precios económicos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img