- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

También te puede interesar

BIMCO insta a la OMI a resolver las contradicciones entre los convenios sobre reciclaje

PUBLICIDAD

El Consejo Marítimo Internacional y del Báltico (BIMCO) junto con Bangladés, India, Noruega, Pakistán y la Cámara Naviera Internacional ha remitido un documento al Comité de Protección del Medio Marino (MEPC) de la OMI, en el que se destaca la necesidad de resolver “las incoherencias de carácter jurídico que pueden surgir entre las prescripciones del Convenio de Hong Kong (HKC) y el Convenio de Basilea”, que podrían tener graves consecuencias para los armadores, las instalaciones de reciclaje y los buques.

Los firmantes del documento solicitaron al MEPC una mayor seguridad jurídica, que incluye “aclaraciones y garantías de que los armadores y las partes que operen de conformidad con el HKC no serán sancionados por violar el Convenio de Basilea sobre el control de los movimientos transfronterizos de los desechos peligrosos y su eliminación”.

Para David Loosley, secretario general y consejero delegado de BIMCO, “la ratificación del HKC marca el comienzo de una nueva era para la industria del reciclado de buques. Debemos asegurarnos de que los obstáculos jurídicos y los conflictos entre los dos convenios que regulan el reciclaje seguro y racional de buques no limiten el alcance de esta oportunidad histórica”.

Una de las incoherencias señaladas en dicho documento está relacionada con los residuos peligrosos. Por ejemplo, un buque que ha recibido el certificado internacional que lo califica como ‘listo para el reciclaje’ (International Ready for Recycling Certificate, IRRC) según los requisitos del HKC, puede ser considerado como residuo peligroso según las disposiciones del Convenio de Basilea. Como consecuencia, no puede viajar desde países OCDE a terceros países. Durante todo el periodo de validez del certificado, que puede ser de hasta tres meses, dicho buque podría correr el riesgo de ser detenido por incumplir el Convenio de Basilea.

Según BIMCO, dado que ambos convenios pueden aplicarse a un buque que llega al final de su vida útil, los armadores corren el riesgo de ser procesados en los casos en los que el reciclaje se lleve a cabo en instalaciones que cumplan el HKC pero se encuentren fuera de la OCDE.

El documento puede descargarse en el siguiente enlace.

Fuente: ANAVE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
PUBLICIDAD