La migración mixta en condiciones peligrosas por mar: un reto humanitario constante

“Si bien los Gobiernos y el sector de la marina mercante continuarán efectuando operaciones de salvamento; se deben elaborar vías alternativas para la migración, seguras y legales, entre ellas, la migración segura y organizada por mar, de ser necesario”, dijo el Secretario General de la OMI Kitack Lim.

La migración mixta en condiciones peligrosas por mar continúa cobrándose muchas vidas, a pesar de los intensos esfuerzos que realizan los Gobiernos y los servicios de rescate navales, a menudo ayudados por buques mercantes, que cumplen así con la larga tradición y obligación legal de salvar a las personas necesitadas de socorro en el mar.

Las complejidades de este reto humanitario fueron discutidas el pasado lunes (30 de octubre) en una reunión celebrada en la sede de la Organización Marítima Internacional (OMI), a la que asistieron representantes de las agencias de la ONU, el sector marítimo y la fuerza naval europea.

Una experiencia de este tipo puede ser muy angustiosa tanto para los rescatados como para los miembros de la tripulación. Un buque mercante moderno resulta inadecuado para transportar un gran número de supervivientes, ya que no ofrece un refugio apropiado, ni atención médica, ni saneamiento para este tipo de situaciones y suele contar con limitadas existencias de alimentos y agua potable a bordo.

Tres rescates que los que estuvieron implicados buques mercantes en el Mediterráneo ilustran los retos a los que se enfrentan.

En octubre de 2016, el petrolero Okyroe, con carga completa y una tripulación de 21 miembros, rescató a 1 536 personas de varios chinchorros de goma. De ellas, 778 fueron transferidas a buques de salvamento a lo largo de un periodo de dos días y 758 fueron transportadas por el propio buque al puerto de Augusta, Italia.

En agosto de 2016, el buque de suministro para plataformas OOC Jaguar salvó a 501 personas de varios botes de goma, entre ellas una bebé recién nacida junto a su madre. Un miembro de la tripulación desenrolló el cordón umbilical del cuello del bebé y ayudó a la madre a expulsar la

En abril 2016, el buque tanque Hamburg Bridge rescató a 310 personas que viajaban abarrotadas en un pequeño bote.

Los informes demuestran que este año (a fecha de 29 de octubre), 149.785 migrantes y refugiados han entrado en Europa siguiendo la vía marítima. La mayoría llegaron a Italia y el resto se divide entre Grecia, Chipre y España. Sin embargo, 2.826 personas han perdido la vida en el intento, en la misma franja temporal. Aunque el número de muertes en el Mediterráneo experimentó una disminución, año tras año, aumenta la proporción entre las muertes y los intentos de viaje.

Una de cada diez operaciones de salvamento implica a buques mercantes en el Mediterráneo: 101 casos hasta la fecha en 2017, y 112 casos en 2016, en la zona cubierta por el centro coordinador de salvamento marítimo (MRCC) de Roma, Italia, se expuso durante la reunión.

Mientras continúan las operaciones de búsqueda y salvamento, los participantes en la reunión reconocieron que los sistemas establecidos en virtud del Convenio internacional para la seguridad de la vida humana en el mar (Convenio SOLAS,) y del Convenio internacional sobre búsqueda y salvamento marítimos (Convenio SAR) no están preparados ni previstos para responder a la migración mixta masiva.

“Si bien los Gobiernos y el sector de la marina mercante continuarán efectuando operaciones de salvamento; se deben elaborar vías alternativas para la migración, seguras y legales, entre ellas, la migración segura y organizada por mar, de ser necesario”, dijo el Secretario General de la OMI Kitack Lim.

Durante la reunión se examinaron algunas soluciones para reducir la pérdida de vidas en el mar. Entre ellas, se incluyen abordar los factores desencadenantes, enfrentarse a la actividad criminal que organiza el tráfico de personas y mejorar la colaboración entre los Estados y los organismos internacionales.

Asistieron a la reunión representantes de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados, la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH), la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), la Fuerza Naval de la Unión Europea (EU NAVFOR), BIMCO, la Cámara Naviera Internacional (ICS), la Federación Internacional de Asociaciones de Capitanes de Buque (IFSMA) y la Federación Internacional de los Trabajadores del Transporte (ITF).

Las opiniones recogidas durante la reunión se enviarán al Pacto Mundial para la Migración, un proceso dirigido por los Estados Miembros de las Naciones Unidas que surgió a partir de la Declaración de Nueva York para los Refugiados y Migrantes aprobada por los Jefes de Estado durante la Asamblea General de las Naciones Unidas. Se espera que este proceso de dos años de duración culmine con la adopción del Pacto Mundial para la Migración durante una conferencia intergubernamental en 2018.

Leave a Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR