El Puerto de Cartagena comienza 2018 reformando su apuesta por erradicar la basura marina

Cada año los mares y océanos de nuestro planeta reciben más de 8 millones de toneladas de basura. Esto implica que cada segundo que pasa lanzamos al mar unos 200 kilos de basura de todo tipo aunque, con diferencia, la mayoría (entre un 60 y un 80%) son residuos plásticos. Esta situación se ha convertido en un verdadero problema para la humanidad que afecta a uno de sus ecosistemas más sensibles, el marino. La propia Naciones Unidas lo incluye como uno de los retos a solucionar a través de los ODS (los Objetivos de Desarrollo Sostenible), que han sido asumidos por la Autoridad Portuaria de Cartagena dentro de su compromiso con el desarrollo sostenible.

Cartagena, y más en concreto su puerto, no es ajena a este gran problema. De hecho, la Autoridad Portuaria de Cartagena (APC) lleva más de una década con una embarcación tipo Pelican dedicada exclusivamente a recoger los residuos sólidos de la lámina de agua del puerto. Este es un barco de tipo pelícano con unas pinzas delanteras que se abren para la recolección de los desechos encontrados.

Para Joaquín Segado, presidente de APC, “la labor del puerto para combatir este grave problema ha sido siempre muy activa, el trabajo diario de esta embarcación consiguió que en 2016 se recogieran 5.160 toneladas de basura en el Puerto de Cartagena. Sin embargo, durante 2017 esta cifra se ha incrementado notablemente siendo el volumen recogido de 7.800 toneladas de residuos. Un dato que, sin duda, nos tiene que hacer reflexionar a todos para seguir insistiendo en la necesidad de no tirar basura al mar. Creemos que cada vez es más imperiosa la obligación de mejorar nuestra educación y concienciación medioambiental para que los residuos no lleguen al mar”.

Los plásticos vuelven a ser los residuos más numerosos en el Puerto de Cartagena, con más del 63,98% del total recogido, seguidos a gran distancia por la maderas con un 25,01%. El mes con más basura recogida en 2017 fue mayo, con 1.120 t en un solo mes, seguido de diciembre, con 1100 t.

El Mediterráneo, uno de los mares más afectados

Nuestro mar, el Mediterráneo, es uno de los más afectados por el problema de las basuras marinas. Hasta la playa sólo llega el 15% de las basuras vertidas, y el 70% de los residuos se hunden provocando graves problemas en los ecosistemas marinos. No podemos olvidar que una botella de plástico puede tardar hasta 500 años en degradarse con lo que podemos imaginar el altísimo impacto de cada una que se lanza al mar.

El principal problema de la basura marina es su elevada dispersión y persistencia. Estos factores provocan que los plásticos que alcanzan el medio marino generen bolsas de residuos, capaces de poner en riesgo extensas zonas de los ecosistemas acuáticos. Derivado de esta situación se añade el problema que suponen los microplásticos. Estas pequeñas partículas derivan del plástico que se consume y utiliza (como envases, exfoliantes y espesantes, entre otros) y pueden terminar por adherirse a los tejidos internos de los animales y, de esta manera, entrar en la cadena trófica. Los impactos de este problema son tanto socioeconómicos como ambientales y de salud pública. Por ello, desde el Puerto de Cartagena, seguimos luchando para conseguir un vertido 0 a nuestros mares y océanos a través de iniciativas como nuestra embarcación tipo pelican, e impulsando la concienciación de la sociedad sobre este grave problema, con campañas de recogida de residuos marinos.

Compartir...
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

Dejar un Comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR