Entrevista a León Von Ondarza “La clase política empieza a interesarse en el sector de la náutica de recreo como motor de la economía”

León von Ondarza Fuster es abogado, titular del Despacho Ondarza Abogados (LVOF). Licenciado en Derecho por la Universidad de Navarra (1992) y especializado en Derecho Marítimo por el Instituto Europeo de Estudios Marítimos (Gijón, 1993). Realizó el Curso de Extensión Universitaria en Oceanografía y Recursos Marinos de la Universidad de las Palma de Gran Canaria e Instituto de Estudios Medioambientales (2002) y el Curso de Contaminación Marina del Instituto Marítimo Español (2005).

Actualmente es secretario de la Asociación Española de Grandes Yates (AEGY) desde su creación en 2006. Desde noviembre de 2015, también participa como miembro del Consejo de Administración de Ports de llles Balears, en representación de la Asociación de Instalaciones Náutico Deportivas (ANADE).

Miembro de la Real Liga Naval Española y colaborador de la revista PROA A LA MAR.

¿Cómo y cuándo nace tu vinculación a la marina deportiva?

En mi caso viene de lejos aunque de forma inconsciente, y es que algunos de mis antepasados tuvieron una relación estrecha con el mar, si bien la información no la he conseguido hasta hace relativamente poco tiempo. En particular, mi tatarabuelo por parte de padre es de origen vasco (aunque luego se trasladó a Hamburgo), y por ese motivo la familia se germanizó. Mi tatarabuelo era armador de al menos 6 buques de transporte que hacían ruta entre Bilbao, Santander y la Habana, y posteriormente también en puertos del norte de Europa. Esta quizás sea una razón. La otra es, indudablemente, el hecho de ser mallorquín, haber vivido la mayor parte de mi vida rodeado de mar y en permanente contacto con él.

¿Crees que algún día veremos desaparecer el impuesto de matriculación para barcos de más de 8 metros en España?

Estoy convencido de ello, la incógnita es cuándo. De un tiempo a esta parte gracias a la importante labor del sector de la náutica de recreo hemos visto que este impuesto ha ido evolucionado, la ley se ha modificado y lo ha hecho para bien, si bien es cierto que estas mejoras se reflejan en la actividad del chárter.

Por tanto, ahora es necesario que las mejoras se apliquen a los privados, esto es, a los barcos de más de 8 metros, y para ello la solución no pasa tanto por aumentar esloras sino eliminar el impuesto. Y es que el efecto inmediato de esto será un aumento de ventas, y no tan sólo de unidades, sino también de embarcaciones de esloras superiores. Además la sensibilidad política también ha variado y la tendencia actual es la de apoyar el sector de la náutica de recreo como motor de la economía y, para ello, qué mejor que la eliminación de este impuesto que no tiene equivalente en el resto de países de nuestro entorno. No obstante no podemos olvidar que muchas personas, desconocedoras del sector, piensan que una embarcación es para gente adinerada. No se paran a pensar que un barco es un generador de dinero y empleo. Por este tipo de mentalidad errónea y desde esta perspectiva, es difícil que un político elimine un impuesto y menos éste que afecta a una minoría.

¿Cuáles son, en tu opinión, los principales problemas que sufre nuestra marina de recreo?

Podría responder que el principal problema es la burocracia pero esta contestación es injusta ya que la burocracia no es algo exclusivo de España. Lo que ocurre es que esta experiencia en otros países la desconocemos, o conocemos poco. En mi opinión y sin necesidad de entrar en excesivo detalle existen dos grandes problemas.

El primero es la dispersión normativa que a su vez se relaciona con la diversidad de criterios a nivel nacional dependiendo de la Comunidad Autónoma, lo cual es preocupante ya que provoca inseguridad jurídica. Y, a nivel internacional, se percibe la ausencia de armonización de criterios y titulaciones. El segundo problema es que nuestra Administración Marítima no sabe o le cuesta mucho diferenciar entre la náutica de recreo y los mercantes, y aplica normas sin el criterio y la proporcionalidad que le corresponde a una y a otros.

¿Crees que nuestros políticos son conscientes de los flujos económicos que genera el turismo náutico?

Como antes he comentado al hablar del impuesto especial, en los últimos años nos hemos dado cuenta de que la clase política empieza a interesarse por el sector de la náutica de recreo. El motivo de este acercamiento es sin duda su potencial económico. Y es que nos hemos esforzado mucho en darlo a conocer, enseñarlo y explicarlo y, al final, el propio sector habla por sí solo. Basta para ello ver nuestros puertos y costas.

¿Qué opinión te merece el papel que juega la RLNE dentro del sector marítimo español?

Es la pata de la silla sin la cual no se mantiene. Es decir, existen Asociaciones nacionales y locales que representan las empresas del sector y realizan una tarea encomiable sin las cuales hoy en día el sector no estaría en boca de muchos.

La RLNE da su apoyo cubriendo la parte humana de este sector, ya que representa a una gran parte de los navegantes, a los apasionados del mar en sus múltiples variantes. Es en definitiva la valedora y defensora de nuestro legado marítimo. La imagen que desde hace unos años se le está dando la está convirtiendo en una asociación más activa y moderna, si bien todavía le falta recorrido para llegar a la gente más joven

One Comment

  1. Professor Raúl N. Ondarza says:

    Seguramente somos parientes, mi padre se llamaba Raúl Ondarza Elizondo y mi abuelo Tomas Ondarza.
    Supe de una pariente llamada Carmen Ondarza que fué hija de un marino Vasco que se casó en Inglaterra donde ella nació.Hay mucho que comentar, Ud puede ver mi CV en internet.
    Saludos

Leave a Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR